8 pautas para superar la Depresión Postparto.

Escrito por Raquel Martinez el . Publicado en Psicología Online

Depresión postpartoEs normal que después de dar a luz muchas mujeres experimenten cambios emocionales. Poco a poco esos cambios se van normalizando y a medida que la madre se adapta a la nueva situación los síntomas van desapareciendo. Hablamos de depresión postparto cuando esos síntomas se mantienen en el tiempo e interfieren en la vida de la nueva mamá.

Las personas en esta situación suelen sentirse tristes, desanimadas, irritables, cansadas, confundidas, tienen problemas de sueño, pérdida de apetito, pérdida del deseo sexual, se sienten incapaces de hacer frente a la maternidad, culpables, inútiles, preocupadas, ansiosas, etc.

Para poder hacer frente a esta situación es recomendable:

  • Aceptar que estamos pasando por una situación difícil y que algo no está yendo bien.
  • Pedir ayuda. Hablar con nuestra pareja, con un amigo/a o con un familiar, con una persona de confianza sobre cómo nos sentimos. Si es necesario pedir ayuda profesional, la atención psicológica es de gran ayuda en estos casos.
  • Mantener una alimentación adecuada y variada. Hacer ejercicio.
  • Descansar e intentar dormir lo que necesite, pidiendo ayuda a su pareja o a algún amigo o familiar que pueda quedarse con el bebé.
  • Dedicar un tiempo de ocio con su pareja, aunque sea mínimo es beneficioso para ambos disfrutar de actividades en común.
  • Realizar y aceptar las muestras de cariño con su pareja; besos, abrazos, caricias… Esto permitirá mejorar la relación y favorecerá que poco a poco pueda volver el deseo sexual. No debemos preocuparnos si no lo hace de forma inmediata, suele llevar tiempo.
  • Evitar los sentimientos de culpabilidad, tanto los propios como hacia la pareja. El cansancio y la irritabilidad suele afectar a ambos miembros de la pareja, por lo que suelen ser frecuentes las peleas y los malos entendidos.
  • Mejorar la comunicación y practicar la empatía, escuchando y poniéndome en el lugar de mi pareja para así poder comprender mejor sus sentimientos.

Algunas pautas para ayudar a la nueva mamá:

Share on TumblrShare via email

¿El dinero da la felicidad ?

Escrito por Lorena Gonzalez el . Publicado en Psicología Online

Dinero y felicidadPara contestar a esta pregunta primero hay que definir qué es la felicidad. Son muchas las corrientes que intentan describirla de una u otra manera, pero prácticamente todas coinciden en que es una condición interna de satisfacción y alegría más o menos duradera en el tiempo.

Ahora bien, como decía Aristóteles, todos estamos de acuerdo en que queremos ser felices, pero en cuanto intentamos aclarar cómo podemos serlo empiezan las discrepancias:

  • Según el eudemonismo, ser feliz es autorrealizarse, alcanzar las metas propias del ser humano.
  • Según el estoicismo, ser feliz es ser autosuficiente, valerse por sí mismo, sin depender de nada ni de nadie.
  • Según el hedonismo, ser feliz es experimentar placer intelectual y físico y conseguir evitar el sufrimiento mental y físico.

Cada uno experimenta su propia felicidad a través de un medio u otro, pero muchos se plantean la siguiente cuestión: “El dinero ¿da la felicidad?”.

Pues bien, muchos estudios psicológicos afirman que el dinero aporta la felicidad si con él se consiguen las necesidades básicas (alimento y alojamiento como primeros básicos; y seguridad como siguiente necesidad), pero, una vez cubiertas estas necesidades, el dinero no proporciona más o menos felicidad. Con lo cual, la respuesta es clara: mientras tengamos el dinero suficiente no nos hará más felices tener más dinero aún.

Share on TumblrShare via email

7 cosas que facilitarán la adaptación a la guardería.

Escrito por Alejandra Mencias el . Publicado en Psicología Online

Primer día guarderíaLas  recién estrenadas mamás pasan mucho tiempo al día con su bebé,  y un gran vínculo y apego empiezan a desarrollarse durante esos primeros momentos.

En épocas anteriores, la maternidad era el destino  de la mayoría de las mujeres,  cuya labor y trabajo era cuidar de los niños y dedicarse a las tareas del hogar. Sin embargo, la situación socio-laboral de la actualidad, implica un gran cambio en este sentido, las mujeres hoy en día estamos dentro del mercado laboral y quienes quieren ser mamás han de compaginar el rol de  madre con su horario de trabajo. Tras la baja maternal, al reincorporarse a su trabajo y si el padre trabaja también varias horas fuera de casa, puede surgir un conflicto: ¿Dónde puede quedarse el pequeño? Una opción es la guardería.

Cuando las jornadas de trabajo de ambos padres son largas y  obligan a las mamás recientes a pasar muchas horas fuera de casa, puede generarles mucha ansiedad el pensar en que su peque, acostumbrado a estar en casa acompañado/a por uno de sus padres o por los dos, de repente tendrá que verse rodeado/a de adultos extraños y otros niños a los que nunca ha visto y surgen los miedos:

- ¿Nos echará mucho de menos?¿Se adaptará?¿Tendrá  miedo?¿Comerá  bien?

Si este es tu problema,  continúa leyendo, pasamos a darte algunos consejos para librarte de la inseguridad que te producen estas situaciones.

RECURSOS PARA LOS PEQUES
-Es cierto que el comienzo de  la guardería supone un cambio importante para tu hijo/a, es la primera vez que se separará de su entorno más inmediato y de sus figuras de apego, con lo cual, es normal cierta ansiedad por separación, pero es algo pasajero que con ayuda de los papás puede desaparecer más rápido: Puedes anticiparte explicándole cómo va a ser, dónde van a estar y con quién. Es recomendable ir con él/ella algunos días antes para que conozca las instalaciones y al personal antes de empezar para que no le resulte un sitio desconocido. Si llora, es normal, evita sobreprotegerle.

-Siempre que habléis de la guardería, utilizad un lenguaje positivo acerca  del lugar, del equipo… Si hay algo que no te gusta o que consideras negativo, es mejor que no lo digas delante de él/ella.

Share on TumblrShare via email

¿ Trastorno de Deficit de Atención o niño aburrido?

Escrito por Lorena Gonzalez el . Publicado en Psicología Online

niño hiperactivo El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) es un trastorno infanto juvenil donde intervienen tanto factores genéticos como ambientales.

El TDAH es un trastorno de conducta que aparece en la infancia, y que se diagnostica en torno a los 7 años de edad aunque en algunos casos este diagnóstico se puede realizar de una manera más precoz.

Se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado. Estas características deben presentarse en múltiples parcelas de su vida (en el cole, en casa, en casa de amigos, etc).

Un niño con TDAH sacará malas notas por su falta de concentración y/o tendrá mal comportamiento por su gran impulsividad.

Son muchos los casos de diagnóstico de TDAH en el colegio, donde un niño inquieto molesta en clase y le cuesta concentrarse, pero en casa el niño no manifiesta estos comportamientos, ¿por qué?

Cuando un niño presenta sólo estas características en el colegio, debemos preguntarnos, antes de iniciar tratamiento farmacológico, si es un niño con TDAH o simplemente un niño aburrido. Se ha demostrado que los niños con altas capacidades y creativos se aburren mucho en escuelas tradicionales, donde apenas se les deja participar, y es en este contexto donde manifiestan esta inquietud. Si así fuera, su hijo no tiene TDAH, su hijo simplemente está aburrido.

Share on TumblrShare via email

5 pautas para controlar la ansiedad en el embarazo.

Escrito por Lorena Gonzalez el . Publicado en Psicología Online

Ansiedad y embarazoEl embarazo deseado es uno de los estados más agradables para la mujer. Sin embargo, no siempre cursa con sentimientos y sensaciones positivas. Muchas mujeres se ven afectadas por un alto grado de ansiedad en su embarazo. Ello es debido, muchas veces, por temor a perderlo, o un miedo intenso a rechazar al bebé o no ser capaz de “ser buena madre”.

Cuanto más deseado y más dificultades ha habido en la concepción de un bebé, mayores serán los sentimientos de inseguridad, así como el miedo a que algo “malo” pueda pasar. Muchas mujeres sufren, por estas causas, de mucha ansiedad. Esto no les permite disfrutar por completo de su estado, lo que las lleva a sentir un alto grado de culpa, ya que “deberían sentirse muy contentas”. Pero la realidad es que no siempre es así.

La ansiedad puede cursar de manera física (nerviosismo, taquicardias, dificultad para conciliar el sueño, problemas digestivos, etc.) o psicológica o mental (pensamientos obsesivos, negativismo, etc.). Así mismo, se sabe que la ansiedad no produce beneficios al bebé, con lo cual, esta preocupación eleva los niveles de ansiedad entrando en un círculo vicioso. El saber que no se debe acudir a la medicación por el estado de embarazo supone también mayor malestar.

Entonces, ¿qué podemos hacer para controlar la ansiedad?

- Deporte moderado: Pasear, nadar, hacer yoga, son actividades altamente recomendadas durante el embarazo que ayudan a relajarse y mantenerse en forma, despejando así el cuerpo y la mente.

- Mantente ocupada. Si estás de baja o tienes mucho tiempo, aprovéchalo para hacer cosas que te gustan.

- No hagas consultas por internet relacionado con tus miedos. Si algo te preocupa, dirígete a un profesional. Los foros suelen estar llenos de gente con malas experiencias y no representa la probabilidad real de ciertas situaciones dándonos una visión distorsionada de la realidad.

- Aprende y practica técnicas de relajación. La respiración diafragmática, la Relajación muscular y la relajación en imaginación son altamente recomendables.

- Si aun así el miedo sigue dominándote a ti, en vez de tu dominar al miedo, acude a una especialista en la mujer que pueda ayudarte.

Share on TumblrShare via email
Icon Terapias
365 días al año
Icon Compromiso de confidencialidad
Icon Cancelación hasta 24 horas sin cargo
Icon Pagos Aceptados
Visa y PayPal